miércoles, 26 de julio de 2017

Paro cívico de 48 horas en Venezuela y el machismo, que nunca está de paro

En Venezuela, primeras horas del paro nacional de 48 horas en contra del régimen Chavista-Castrista que preside la marioneta de Maduro. Ya desde las 4 de la madrugada, vecinos denuncian saqueos en establecimientos comerciales a manos de "colectivos" que realmente son paramilitares de la dictadura, actuando con total impunidad; y a medida que se acerca el día de la "prostituyente", también,  sin el menor disimulo. Ayer amaneció destituido el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas: Crónica de una muerte anunciada. El director osó amenazar vía Twitter, al jefe de un colectivo candidato a la "prostituyente", que tiene dos órdenes de búsqueda y captura por asesinato. Y como gota que rebasa el "vaso robolucionario" el ya ex, no obedeció la orden de liberar a un alcalde chavista, que detuvieron saqueando establecimientos, "de manitas agarradas", con colectivos chavistas.
Escribo y pienso, que si no fuese venezolana, y leyera lo que escribo, creyera que quien escribe es una loca fascista de ultraderecha; prima de Hitler y sobrina de Mussolini, que se inventa lo inimaginable para perjudicar a un gobierno moderno justo y exitoso de izquierda. Lo sé, es total surrealismo lo que vivimos los venezolanos;  y si no fuese por las redes y la globalización de la información, con la censura impuesta por la dictadura, fuésemos el mismo "paraíso", que se nos vendió en su tiempo, de la dictadura cubana.
Horas aciagas las que vivimos y muy peligrosas. La dictadura se quitó totalmente la careta. Para lograr la" prostituyente" , todo vale: amenazas con armas, amenazas con quitar pensiones, amenazas con quitar las CLAP (derecho a la míseras bolsas de comida que vende el gobierno) que realmente, son mucho para morir y poco para vivir. El maldito Carnet de la Patria, que engloba todas estas "dadivas" según la dictadura, es el propio bozal de arepa y con su chip, controla todo y esparce el miedo con éxito. Además, las trampas descubiertas en el registro electoral, y que han sido avaladas por la brujas del CNE, son tan evidentes, que ya el chiste es: Si no se portan bien, la bruja mayor Lucena, dará los resultados del día 30, el día 29 por la mañana.
Y en medio de mi terror por nuestro futuro,  leo algunas cosas,  y me golpea la furia criolla que trato de mantener a raya en mi alma,  para no convertirme en  una cuaima insoportable. El empresario y participante de la "prostituyente" Oscar Schemel, propietario de la encuestadora Hinterlaces y gran manipulador de encuestas, en una entrevista dijo la siguiente perla : "Venezuela es como una mujer desorientada , que necesita de un hombre fuerte, duro y consistente" ¿En serio? ¿De verdad? ¿Eso es lo que necesitamos las mujeres? ¿Un hombre fuerte, duro y consistente? ¿desorientadas? ¿Quién dictamina si estamos desorientadas u orientadas? ¿En qué andaré yo, en desoriente o en oriente?
¡Dios! ¡jY juro que no soy feminista! Los que me conocen saben que soy fiel seguidora de la poeta polaca y Premio Nobel de Literatura Wislawa Szymborska, cuando decía que todos los "ismos" le hacen daño a la humanidad y convierten al ser humano en mariposa clavada en un corcho, sin oportunidad de volar. Pero hay anunciados machistas que son un vomitivo y me es imposible no reaccionar y no dejarme llevar por la imaginación (solo imaginación)  "haciendo amputaciones " sobre ese poderío machista,  con una gran tijera en mano.
Pero también creo que nos cabe el refrán "en el pecado se lleva la penitencia" y cuando salgamos de la Maldición Roja, hay cosas que tenemos que enmendar a conciencia, a través de una educación moderna donde se borren de nuestro ideario  los extremismos, a través de leyes contra aquellos que pasan de un discurso de cretino machista,  a acciones criminales machistas  y también  a través de nuestras diarias actuaciones como ciudadanos activos, ejerciendo nuestros deberes y reclamando nuestros derechos. Hoy nos asombramos y avergonzamos de la actuación de la Guardia Nacional, golpeando y robando, muy especialmente como buenos cobardes, a mujeres indefensas. Pero también debemos recordar para futura enmienda, nuestro silencio colectivo, cuando esa misma Guardia Nacional, antes de ser Bolivariana, también nos matraqueaba y ofendía  en las alcabalas o en los aeropuertos, y nosotros pagando y no denunciando.





OBRAS DE MENTEINVISIBLE