viernes, 15 de septiembre de 2017

Y volvieron los sobrinísimos , el ex Zapatero y ahora tenemos conejos

Vivir fuera de Venezuela tiene el amargo de la despedida de una vida y el dulce de no ser protagonista de un eterno sobreviviendo: A la delincuencia, a la hiperinflación, a eso tan común como pasar 12 horas sin electricidad y cuatro semanas sin agua corriente o de cocinar en leño porque no hay gas doméstico. A la falta de medicinas y al convertir hospitales en estadística de muertes, a la falta de comida y artículos de higiene. Pero eso sí, tanto los que se quedaron como los que lograron huir, no pierden la capacidad de asombro y el también eterno intento de tomar con menos tragedia, la diaria tragedia de lidiar con la maldición castro- chavista. Maldición que gobierna solo para convertir a Venezuela en la miseria que es Cuba. Mantener en el oprobio a la población, hoy día es el mejor de los negocios. No solo ganan los dictadorzuelos y familia, millones de dólares en compras en el exterior y su posterior reventa en el país a unas ganancias escandalosas, también sodomizan a una población obligándolos a mendigar ante ellos, para poder adquirir con una moneda hiper devaluada, una miseria en víveres, a fin de medio sobrevivir. Pero ya el sadismo se ha profundizado de tal manera, que hiela la sangre tener que leer que se le niega vacuna, a niños cuyos padres no poseen el nuevo grillete del esclavismo chavista, llamado Carnet de la Patria. Cuesta ante este y otros tantos horrores, reconocerse en el gentilicio que una vez fue. Y así, arruinados y practicando humor ácido, nos encarama la historia en "soluciones" que se convirtieron en ruina y chistes: Gallineros verticales en balcones, maceteros con hortalizas en vías urbanas adobadas por contaminación vehicular, cría porcina en casas, la vía de la empanada o de la arepa y ahora la nueva estrella de la recuperación económica ¡Cría familiar de conejos! El ministro explicaba cuántos conejitos pare una coneja y multiplicando la conejera, se saldría del hambre y la carencia actual de proteínas. Lamentablemente en las comunidades donde ya se repartieron los conejos, cimientos de la futura economía venezolana, la multiplicación no se dará porque ya fueron asados al leño. Mucho mejor solución que la de escarbar en la basura o comer perros callejeros como llevamos largo tiempo observando, porque el hambre no espera, el hambre muerde, el hambre mata. Y mientras todo esto, vuelve a aparecer el ex presidente Rodríguez Zapatero cargado de medallas, por el "exitazo" de haber sacado de la cárcel de Ramo Verde a Leopoldo López, para encerrarlo en la cárcel de su casa, donde bajo amenaza de volver a Ramo Verde, no tiene derecho ni de asomar la cabeza por la ventana y decir esta boca es mía. El ex presidente de nuevo saca a colación la necesidad de diálogo. Eso sí, bajo las necesidades y conveniencias de la dictadura ¡Qué no falte la solidaridad roja rojita! Diálogo con un revólver apuntando a la cabeza, diálogo solo para darle legitimidad a una dictadura. Diálogo ante noticias como la de los "sobrinísimos presidenciales", que además de estar detenidos en N.Y por tráfico de drogas, esta semana nos enteramos que en sus celulares, una conversación por WhatsApp estaba compuesta por fotos del cuerpo recién desmembrado de un conocido delincuente, que murió, como se muere en una peli de horror...troceado a pedacitos. Además nos enteramos que son todo "caballerosidad" ya que solicitaron que la novia del difunto, "no fuese cortada por el mismo patrón" .
¡Vaya con los sobrinos de la pareja presidencial y sus amistades!
Con alivio leí que la MUD tiene unas pre condiciones al diálogo y con más alivio, que cualquier resolución, será consultada en referéndum popular. Y así debe ser...
! Demasiados muertos, demasiados presos enfermos y torturados, demasiado terror y vergüenza que nada tiene que ver, con el hermoso gentilicio venezolano¡

OBRAS DE MENTEINVISIBLE